Beneficios del control estadístico de procesos (SPC)

No importa la línea de negocio en la que te encuentres, el apego a la tecnología para controlar la calidad de procesos es imprescindible para evitar problemas relacionados con la empresa antes de que estos ocurran. Eso puede ser algo tan simple como evitar la pérdida de uno de tus clientes, o como proveerle un mal servicio; y por supuesto, no queremos que eso suceda ¿verdad?

Métodos para control de calidad

Afortunadamente, cuando se trata de evitar problemas, no se han dejado de mejorar los métodos que las empresas pueden emplear para asegurar el control de la calidad de fabricación, tales como el control estadístico de procesos.

Control estadístico de procesos

El control estadístico de procesos se refiere a un método científico, basado en datos para el análisis de la calidad de los productos, así como la mejora de estos, lo cual permite evitar que se produzcan problemas.

Un ejemplo de ello es la creación de gráficos de control o diagramas visuales que siguen procesos de piso y detectan cuando los procesos fluctúan.

El control estadístico de procesos  implica una serie de principales beneficios.

Reducir el margen de error

Debido a que los gráficos de control permiten a los operadores el detectar problemas de fabricación antes de que ocurran, se reduce en gran medida la necesidad de reanudar la fabricación del producto o los gastos de productos adicionales para arreglar dicho problema.

En palabras más simples, los gráficos de control sirven como el sistema de detección de alerta temprana, que nos dicen cuando es el momento propicio para entrar y generar un cambio. De esa manera, no se termina todo en el último momento, sólo para descubrir que debiste haber hecho algunos ajustes hace un par de horas, lo que ocasiona que ahora tengamos que absorber los costes asociados a este problema.

Evitar el exceso de manipulación

Es tan importante saber cuándo tu proceso en ejecución es ineficiente como cuándo está funcionando sin problemas. En concreto, cuando se trata de detectar si existen problemas, los operadores pueden controlar cualquier error en el sistema, evitando que un proceso que se estaba ejecutando correctamente, conduzca a más variaciones.

Después de analizar un gráfico de control, los operadores necesitan determinar si se debe “hacer algo” (es decir, ajustar un comportamiento en el proceso) o “no hacer algo al respecto” (es decir, dejar que el proceso se ejecuta como está).

Como se puede apreciar, el control estadístico de procesos (SCP) luce como método para evitar problemas a los productores, lo cual, repercutirá en la obtención o adquisición de nuevos compradores.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. Vea también nuestra Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies